miércoles, 4 de marzo de 2009

Anecdotas parejiles II

Otra típica anécdota de la convivencia en pareja es el tan temido: "Hoy cocino yo".
Esta bien que ellos tengan iniciativa de hacer las cosas, de compartir tareas y demás quehaceres.
Pero las 3 palabras "Hoy cocino yo", son un verdadero calvario, porque ello implica:

- Ensuciar la cocina, como nunca antes la habias visto.
- Utilizar todos los utensilios que se puedan encontrar en la cocina y cuando digo todos los utensilios, son toditos, hasta el abridor de latas para zurdos, que te regalo un amigo, aún no siendo zurdo. 
- Utilización del doble de ingredientes que los que indica la receta.
- Y por supuesto una vez terminado el plato, lo de recoger la cocina...es otro cantar.

Pero vosotras tranquilas, cuando él haga esta insinuación no le cortéis su creatividad, dejadlo que cocine.
Una vez haya terminado, alabad su plato porque sino nunca más va a volver a cocinar.
Respecto al desaguisado de la cocina, él lo acabará recogiendo tarde o temprano, más bien tarde, eso si tienes paciencia, en el plazo de una semana él irá limpiándolo todo, conforme vaya necesitando los utensilios.

Hay que sufrir las consecuencias de un brote de creatividad, que suele venir después de ver al Arguiñano.
Lo mejor para evitar estas situaciones, llamar al chino o telepizza.

Consejos:

Para evitar estas situaciones, que no vea programas de cocina.

3 comentarios:

Ralf Wulf dijo...

Este analisis estaba muy bien hace unos 20 años... pero a dia de hoy, mi experiencia me ha hecho saber que los hombres, al menos los chicos de mi edad (pongamos unos 34), son mejores "cocinillas" que las chicas... y creo que sé de lo que hablo, que en los últimos tiempos he conocido gente que abre fantasticamente bien las bolsas de ensalada y sabe dar un par de vueltas al filete.... aquello de "A los hombres se les conquista por el estomágo" pasó a mejor vida.
Dicho esto, tambien añado que aunque no sepan cocinar, poseen otras muchas virtudes que las siguen haciendo interesantes (espero que esto no se entienda unicamente como una frase sexista o machista)

bla,bla... dijo...

Por supuesto que los hombres tienen otras virtudes, faltaría más, sino no estaríamos coladitas por ellos.

Pero los arranques de creatividad de cualquier tipo, en este caso de cocinillas, son muy temibles por el sector femenino. Nunca sabes las consecuencias que te van a traer, la mayoria de veces negativas.

P.D: Respecto a lo de la bolsa y el filete no es porque no sepamos hacer otra cosas, es porque la dieta exige que te hagas una experta en ensaladas y pechugas.

Violeta dijo...

jajaja no sabes cuanto entiendo lo que fui leyendo
Con mi novio nos mudamos hace mas o menos un mes a un departamento que alquilamos en buenos aires y la verdad que desde el día que nos instalamos que no paran de ocurrirnos cosas que vana quedar como anecdotas por años.
La torpeza al por mayor!! jeje
gracias por compartir